29
Abr

El cuadrilátero

Al encenderse la potente luz de los focos, vimos aquel cuadrilátero viejo testigo de encarnizadas peleas marcadas por el amor al deporte y por la obligatoria presencia de las apuestas. Mudo testigo de grandes glorias: Kid Chocolate y Stevenson, entre otros destacados contendientes, bailaron sobre su lona.
Al subir pudimos sentir el vibrar de unas cuerdas que amortiguaron el empuje de unos besos como en su día lo hicieran con los golpes certeros de vencedores y vencidos.
Desde lo alto de aquel espacio, observé algo que hasta ese momento me había pasado desapercibido, entre la penumbra de un rincón vi tres sillas alineadas que soportaban el cuerpo recogido de un anciano que parecía dormitar. En la discreción de su anonimato miraba en silencio nuestros ridículos pasos, juguetones y atolondrados, que mancillaban la memoria de su valioso legado. Marcado por la edad y por incansables horas de gimnasio, de duro entrenamiento, se podía imaginar sobre él un pasado lleno de triunfos, que posiblemente concluiría en el mismo lugar en el que comenzó.
Me impresionó sobremanera aquel encuentro. Y apenas sin mirarle, recelando por si una mueca de comprensible desprecio pudiera salir de su mirada, al temer que nuestro inocente juego de enamorados sobre aquella plataforma que significaba y comprendía toda su vida le hubiese provocado, partimos avergonzados con la certeza de su discreto parecer.

CRSignes 2003

Publicado en Cuba en la antología del Certamen de microcuento El Dinosaurio 2008. Gallina y otros cuentos. Colección: Dienteperro. Editorial: Caja China.

free b2evolution skin
17
Sep

Impregnación

Aturdido, despertó en medio de la espesa bruma nocturna. Anduvo con cautela. Por doquier encontraba obstáculos que le hacían perder el equilibrio.
Vagamente recordaba lo sucedido. Al mirar su atuendo recordó; regresó sobre sus pasos y volvió a descansar donde su cuerpo reposaba.

………………………………

¿Lo has visto? –preguntó.
¿El qué? Vida mía —contestó ella.
El espectro del único superviviente de la batalla que aconteció aquí. Dicen que falleció al ser consciente de lo que había sucedido.
No mi vida, no. ¿Acaso tú sí?
De nuevo la bruma lo ocultó todo y el rumor de los pasos silenció la respuesta.

CRSignes 2003

free b2evolution skin
23
Jun

El reflejo

En todos los espejos podía leerse: “La verdad, por la verdad, para la verdad”.
Eso fue así por que quién lo inventó le atribuyó el poder mágico de reflejar sinceramente su opinión.
Por delante de ellos pasaron reyes, plebeyos, feos, hermosos, altos, bajos, gordos, flacos,… y todos la buscaron sin encontrarla. Manipulaban su aspecto hasta conseguir la imagen deseada, intentando engañar al único sabedor de las cosas, por que a nadie le gustaba lo que veía.
Un día, harto de faltar a la verdad, el letrero desapareció.

CRSignes 2004

free b2evolution skin
19
Jun

Decisión

Se levantó con la intención de probar algo nuevo y le gustó. Lucifer, el Ángel Caído, ya nunca volvió a errar.

CRSignes 2003

free b2evolution skin
3
Jun

El paciente

Salió de la casa con el convencimiento de haber hecho lo que había podido. Pensaba que le iban a recriminar su actuación, pero no fue así.
Descendió por la colina satisfecho de su trabajo. En el camino alguien le llamó a gritos. Giró su mirada y se quedó atónito. Frente a él se hallaba la persona a la que había atendido. Con una sonrisa y muy buen aspecto le dio las gracias.
La noticia de su muerte llegó al mismo tiempo que él al pueblo.

CRSignes 2003

free b2evolution skin
28
May

El salto

Dio las últimas puntadas. Se aseguró de que quedara firme. No podía fallar. Lo dobló cuidadosamente, y atándolo a su cintura saltó.
Quien le iba a decir a aquel desencantado sastre, que salvaría su vida gracias al cargamento de tejidos y máquinas de coser que portaba en su recién estrenado oficio de piloto.

CRSignes 2003

free b2evolution skin
14
May

Amor fallido

A Ricardo

El lobo solitario aúlla a la luna en la noche en la que todos sus hermanos renuncian ante la triste voz del viento.
La bestia perdona a su rival al comprender que, aquel canto, es fruto de su fallido intento de enamorar a la nube que rápidamente cruza el firmamento.

CRSignes 2003

free b2evolution skin
6
May

Regias costumbres

Sonaron las conocidas notas. Comenzó el baile. Hasta que el príncipe saltó a la pista moviéndose a ritmo de Rock’n’Roll.

CRSignes 2003

free b2evolution skin
24
Abr

A través del tiempo

Toco la aldaba de bronce envejecida. Un solo golpe resuena. Sorprendida, asustada, siento el taconeo cercano, la puerta se abre. Del interior surge la figura esbelta de una doncella ataviada con un traje isabelino negro, delantal y cofia blanca. “Temo no poder servirte —me dice —, espera a tomarte esta galleta, y podrás entrar”. Le hago caso y muerdo. En un abrir y cerrar de ojos, alcanzo el tamaño de la puerta. No sé si es ella que se alarga o yo la que se encoge. Cruzo el umbral y me reciben con júbilo los invitados a un banquete de té, tarta y pastas. Sentada entre un conejo que come aprisa, y el anfitrión que se presenta como el sombrerero loco, justo enfrente de mí, sentada una niña. “Es Alicia, y me ha seguido”, —dice el conejo. “No, Alicia soy yo”, —le digo. “No, es ella”, —contestan todos. “¡Soy yo!”, —insisto. Me miro en ella, y no me reconozco. Decido regresar sobre mis pasos, encontrar el camino de vuelta, pero no veo más que mi reflejo en un espejo de plata. Cuando retorno mi mirada, la mesa ha desaparecido, y el conejo, el sombrerero, las tazas, tartas, todo, todos menos la doncella. “Este no es tu tiempo Alicia. El tuyo ya pasó”, —dice mientras me entrega otra galleta que muerdo.
“Me llamo Alicia, tengo 15 años, y hoy me convertí en mujer.”

CRSignes 250309

free b2evolution skin
11
Abr

El abominable

Negó todas las posibilidades, en su mente no cabía ninguna. Su juicio, su sentencia había sido irrevocable. No quiso atender a las razones que los demás estudiosos del tema le intentaban explicar, lo tenía clarísimo. Aquello, según él, había sido una vulgar confusión, un equívoco que había crecido por la mala interpretación de la lengua autóctona.

La gente durante años lo ha pronunciado mal —aseguraba—“Meti” es como nuestros anfitriones nombran al oso tibetano. Parece ser que alguien no lo comprendió bien, y ahora todo el mundo se cree esa tontería del abominable hombre de las nieves. ¡Cómo se puede llegar a ser tan ingenuo!

Salió del recinto en el que se celebraba el 25º Congreso Internacional sobre Criptozoologia, el aire viciado de aquel espacio reducido le obligó a ello. Estiró los brazos al tiempo que cogía una gran cantidad de aire.
El “Yeti” se alejó de allí portando bajo el brazo a un hombre que en ese momento no sabía como llamar en señal de auxilio.

CRSignes 2003

free b2evolution skin
27
Mar

El rescate de la princesa

El caballero se detuvo. Su paso se vio interrumpido por un enorme muro de piedra. Algo sucedió, tuvo un impulso irreprimible y agarrando las riendas de su corcel, picó de espuelas y se abalanzó contra él. El choque era inevitable, pero en el instante mismo en el que su loca cabalgada alcanzó la sombra del muro, éste desapareció dejando al descubierto un abismo por el que se precipitaron jinete y corcel.
El mago se vanaglorió ante la agudeza de su ingenio; la princesa, en su cautiverio, lloró ante la ineptitud de sus rescatadores; y el rey se lamentó por la pérdida de otro de sus hombres.

CRSignes 2003

free b2evolution skin
23
Mar

El juego

Miró a uno y otro lado. Cruzó. Entró a formar parte del tanto por cien afortunado.
En la ciudad sitiada la vida es un juego de estadística.

CRSignes 2003

free b2evolution skin
11
Mar

Superviviente

Para Ricardo por toda su ayuda y amor

Por un instante pudo ser testigo de algo insólito. Un hecho que le desconcertó tanto, que le obligó a retirarse a su aposento. Era como si los seres que le acompañaban en la larga travesía se hubieran paralizado, como si todas aquellas vidas se hubieran detenido.
Se acostó para olvidar lo sucedido, y se durmió sin poder borrar de su mente aquella extraña visión.
Al despertar se encontró solo en el único bote salvavidas.

CRSignes 2003

free b2evolution skin
3
Mar

La señal

Rebuscó ansioso entre las cenizas y nada. Cerró la portezuela de la vetusta estufa y regresó con un nuevo cargamento de leña.
La habitación parecía resistirse al efecto calorífico de aquel artilugio, tal vez por que en las ventanas el vidrio inexistente —sustituido por pequeños trozos de hojas de prensa— favorecía la salida del calor.
Con acelerados pasos, en un constante ir y venir, se le veía desde la calle. Nadie se atrevía a decirle nada, todos conocían su alterada mente.
Rebuscando entre las cenizas las señales que, según decía, le hablaban, transcurrían sus días.
Se precipitaron hacia la vivienda. Tarde le bajaron de la cuerda amarrada al cuello que colgaba desde el techo.
Junto a la estufa de leña aún humeante, inusualmente revuelta, el trozo carbonizado de un leño que asemejaba un ataúd.

CRSignes 2003

free b2evolution skin
20
Feb

Muirne

Le pusieron Muirne* sin imaginar que aquello podría marcar su vida. Muy pocas veces se tiene en cuenta que el nombre, que se nos da al nacer, tiene relevancia en nuestro destino.
Al alcanzar la pubertad ya se había convertido en la más deseada. No había hombre, joven o viejo, que no anhelara su compañía, que no la desease.
Por miedo a no poder complacer a todo aquel que a bien se le acercaba, terminó sus días en la calle haciendo felices a todos.

*Muirne nombre que en gaélico significa amada.

CRSignes 2003

free b2evolution skin